“El racismo social se invisibiliza”

Entrevista a Alicia Rodríguez Lucas, coordinadora del servicio de atención y denuncia para víctimas de racismo y xenofobia en SOS Racisme.

Fatima-1849_DEF

¿A qué se dedica SOS Racisme?

SOS Racismo trabaja por la defensa de los derechos humanos, concretamente aquellos derechos que tienen que ver con la lucha contra el racismo. Esta organización actúa en tres campos diferentes. La primera es la acción y la incidencia política, la segunda la formación y sensibilización en un ámbito social y por último la atención a las víctimas.

¿Cuál es tu responsabilidad en SOS Racisme?

Soy la coordinadora del servicio de atención y denuncia para víctimas de racismo y xenofobia.

¿Cuántas personas atienden durante una año? ¿Cómo las atienden o qué programas tienen abiertos?

SOS racismo atiende entre unas 350-400 víctimas. A todas ellas les ofrecen un primer asesoramiento donde conocen la problemática del afectado. Luego el equipo hace una criba entre los entrevistados y deciden si el problema se trata de un tema de racismo y cómo pueden actuar para solucionarlo. Cuando la problemática de los afectados no es considerada del ámbito de racismo lo derivan a otras organizaciones donde sí les puedan ayudar.

¿Qué elementos debemos tener en cuenta al analizar situaciones de racismo?

Cree que se debe tener claro una serie de ideas clave para poder entender  el concepto de racismo. Por una parte se encuentra la construcción social política e ideológica del problema, este no es una cuestión innata del ser humano, el poder construye el concepto de racismo. Por otra parte existe diversidad de racismo, esto es, que existe más de un tipo y que éste va evolucionando según el poder que lo dicta, en base a los fines e intereses que el poder quiera conseguir.

¿Cuál es la situación del racismo en Barcelona?

Actualmente el racismo que existe en Barcelona es el racismo social. Son aquellas situaciones de discriminación que se producen en los ámbitos de convivencia y de espacios públicos habituales de la vida de una persona: calle, mercado, puerta de la escuela, etc. Puede tener graves consecuencias psicológicas y personales. Lo que ocurre es que la víctima normaliza e interioriza el problema, hasta que éste desaparece o lo que es lo mismo se vuelve invisible. Por la normalización del racismo social y la desconfianza de las víctimas en denunciar sus situaciones ante el sistema, ya que es este quien provoca parte de esa discriminación, el racismo social se invisibiliza y por tanto no se aplican políticas para poder solucionar este problema.

Fatima-1851_DEF

¿Cómo conocen a Fátima y de qué manera la estáis apoyando?

Fátima entra en contacto con SOS Racismo gracias a que su alcaldesa, que sabiendo el problema de Fátima, le aconseja que acuda a esta organización. Después de que SOS racismo tuviera la primera entrevista y considerará su problema como adecuado para tratarlo, se ponen otra vez en contacto con Fátima para prestarle una abogada a nivel gratuito y representarla en todo el proceso penal.

Si hablamos de números, ¿conocemos los datos de las personas que se encuentran en la misma situación en Barcelona?

Es muy complicado saber el número de personas afectadas porque el problema está invisibilizado. No hay datos sobre temas de racismo. No obstante ha habido un cambio con la fiscalía de delitos que está potenciando un protocolo de acción pero que aún tiene que interiorizarse, en especial la policía ( son la primera tipología de racismo).

¿Qué dificultades encuentran a la hora de poder dar apoyo a las personas en esta situación?

Muchas, la estructura del poder no facilita la ayuda. Como no está sensibilizado e integrado el problema , esa falta provoca la invisibilización de este, no queda claro que esas víctimas por racismo tenga que estar protegidas. Sobretodo cuando la misma víctima se tiene que proteger del estado, ya que lo primero que se plantea el gobierno cuando las víctima denuncia es si lo hacen por si se quieren quedar en el país.

Instalación en el Mercado de Sant Andreu, Barcelona.

Instalación en el Mercado de Sant Andreu, Barcelona.

¿Qué tendría que cambiar políticamente y/o socialmente para que estas situaciones no pasaran, o fueran de más fácil resolución?

Sensibilización y formación a nivel educacional, plantear la diversidad como algo natural y habitual, desde una perspectiva positiva. Por otra parte tiene que haber un cambio en el poder político, entender que el hecho de que las personas son libres y que no hay barreras. Es por eso que tendría que plantearse la derogación de la ley de extranjería, anular los centros de internamiento de extranjeros, para tener una sociedad más justa y poder tener acceso a los derechos e igualdad.

¿Cómo podrían las personas de la sociedad civil apoyar el trabajo de la asociación? ¿y a las personas que se encuentran en la situación de Fátima?

Colaborar con la organización a nivel activo incorporándose en los grupos de trabajo de la asociación. También sensibilizarse con el tema visibilizando la problemática. Sería ideal que conocieran organizaciones como SOS racismo y que dieran el paso a conocer a las personas y no al colectivo. Si existe un problema ayudar porque el hecho de ser testigo puede ayudar mucho en el proceso, no solo con la denuncia penal sino con el simple hecho de comunicar el problema.

Si la ciudad entera pudiera escucharte… ¿qué dirías?

Todos somos personas, todos debemos tener las mismas oportunidades y derechos.

Exposición en el Centro Cívico Pati Llimona de Barcelona.

Exposición en el Centro Cívico Pati Llimona de Barcelona.

Advertisements